Entrevista a...

Hola mis lectorxs escondidxs😀
Hoy abro nueva sección en el blog y me hace muchísimas ilusión 😊
Además se estrena con dos escritoras que me encantan, Iria G. Parente y Selene M. Pascual💓
Desde aquí les doy mil gracias por ayudarme y por dejar que les hiciera la entrevista.
Os cuento:
Este año me toca hacer el proyecto final del Ciclo de Ilustración y lo he querido llevar por la rama del feminismo en las escritoras, dar visibilidad a la mujer. Les pregunté a las dos escritoras si no les importaba que les hiciera la entrevista y ellas me respondieron que no habría ningún problema. Grabé en audio la entrevista y la he transcrito toda, tal cual se escucha.
Así que una vez más muchas gracias
Iria y Selene por todo💗
Y aquí os dejo la entrevista, espero que os guste 😌


1    Yo: “Vuestra experiencia al escribir la parte de Asteria del libro de Rojo y Oro, que para ella todo era en plan: “nosotras” “juntas”…

Iria: De eso no nos dimos cuenta a la hora de escribir la novela, nos dimos cuenta a la hora de corregir la novela, imagina la complicación, fue todavía mayor porque ya teníamos toda la novela escrita, todo en masculino genérico y de repente nos dimos cuenta de que, en la corrección, dijimos: “espera un momento estamos haciendo un personaje cuya cultura es matriarcal, cuya cultura es sólo de mujeres, en la que los hombres no tienen cabida más allá de un pequeño momento que van a lo que van y se van del poblado. Entonces nunca llegan a formar parte de esa sociedad.” Así que era muy complicado que su lenguaje fuera el nuestro, que su lenguaje diera el poder a los hombres, que ante una mera presencia masculina su lenguaje le diese poder a ese hombre sobre ellas, es una manera de dominación. Imagínate que llega un hombre al poblado de Asteria, donde los hombres no son bienvenidos, donde los hombres sirven una labor reproductiva y listo, no se quedan. Y por ese sólo hombre tienen que pasar a decir en vez de “nosotras” “nosotros”, es muy raro. Entonces no encajaba para nada, nos dimos cuenta de eso y había que cambiarlo.
De hecho hubo un momento de tensión ahí porque, claro es algo que no se hace habitualmente, de hecho es algo que si no lo piensas no te das cuenta. Estoy convencida de que si hubiéramos dejado el lenguaje tal cual estaba, la gente no se hubiera percatado de que culturalmente eso era incorrecto. Estoy convencida porque inconscientemente estás asimilando como correcto lo que a ti culturalmente te han enseñado, entonces si tu lees siempre masculino genérico no te va a extrañar en ningún caso que esté ese masculino genérico, lo aceptas como normal, porque es su norma real. Entonces estaba el peligro de “y si nos dicen que no” porque puede ser que choque… etc así que para evitar ese peligro no hicimos la sugerencia de: “oye esto tenemos que cambiarlo” sino que lo cambiamos directamente y lo enviamos a la editorial. La editora estuvo una semana sin contestarnos en plan castigo [risas] pero le gustó.

Yo: Es que claro, cuando yo lo leí era eso, te impactaba porque normalmente, no sé… todos los libros que he leído, aunque hubiera muchas mujeres y sólo un hombre igualmente siempre utilizaban el “nosotros”… y claro al leerlo, pensé esto es importante porque para mí era el primer libro que leía un grupo de mujeres y no hacía falta que dijeran “nosotros”. Yo recuerdo que en la ESO una profesora nos dijo: “no,no,no es que aunque haya un chico rodeado de chicas tiene que ser “nosotros” no puede ser “nosotras”.

Iria: De hecho pasa en muchas clases que cuando un profesor decide acatar la regla de si hay una mayoría chicas pasamos al femenino, siempre hay un chico, en cualquier situación, siempre hay un chico que dice: “¡ey! ¡Estoy aquí!” y es como: “oh vaya es que el lenguaje no se ha adaptado a tu única presencia y sí a la de tus 50 compañeras”.

Yo: Es que eso me pasa, en el ciclo de ilustración somos más chicas que chicos…

Iria: y sois nosotros

Yo: Sí y claro cuando un profesor dice: “Bueno vosotras chicas y… chicos también eh”

Iria: Hay que aclararlo, en cambio cuando decimos: “vosotros” ahí nadie aclara “y vosotras chicas”

Yo: nadie aclara, es como “bueno, vosotros y ya está todo dicho”

Iria: Bueno es una de las claves de por qué el machismo está en el lenguaje. Evidentemente esto también está dado por, hemos terminado hablando así el castellano por una raíces, el neutro en latino tiraba más al masculino, era complicado, también tiene una razón etimológica.

Yo: Que lleva ya desde mucho.

Iria: Sí, lleva desde mucho. Pero la raíz es evidente que favorece al hombre.

2.       Yo: ¿En algún momento os han dicho: “mejor que os pongáis pseudónimos o bueno como sois mujeres no os vamos a publicar esto”? Porque sé de autoras, por ejemplo J.K.Rowling, que por ser mujer le pidieron un pseudónimo. No sé si a vosotras os ha pasado.

Selene: Que yo recuerde no.

Iria: No, no nos ha pasado ninguno de estos casos, por ejemplo que nos hayan rechazado. Luego te encuentras con los prejuicios, eso sí.

Selene: Yo lo que pasa, es que creo que es diferente de publicar en adulto que en juvenil. Porque en juvenil quieras o no, hay una mayoría de mujeres escribiendo y publicando. Que también puede llegar a ser muy machista.

Iria: Porque esto es una razón evidentemente. Hice unas estadísticas por el día de la mujer, me fui a una librería convencional a revisar las mesas de novedades. Y en las mesas de novedades me puse a contar cuántos estaban escritos por hombres y cuántos por mujeres, analizándolos por sección. [La literatura juvenil no es un género] Y me encontré con que efectivamente los dos únicos tipos de literatura en los que sobresalimos, en los que la mayoría eran mujeres y no tanto en juvenil porque creo que era una diferencia igual de 10 más , 10 menos [10 mujeres más respecto al total] y en los únicos que sobresalimos es en literatura juvenil y en romántica y esto es por la simple y sencilla razón de que las mujeres nos gusta el amor, que las mujeres tenemos que estar con los hijos. Y las mujeres tenemos un sentimiento especial para la educación para los jóvenes y demás, porque es ahí donde debemos estar, debemos estar en casa con los niños y nuestro interés tiene que ser el romance. En cambio vete tú a analizar la situación en fantasía, en ciencia ficción o en terror. Los datos son horribles. Pero ya no en géneros específicos, vete tú a la sección de literatura genérica. Lo mismo. Hay un gran grueso de publicaciones de hombres y alguna mujer sale.
Nosotras nunca hemos tenido problemas a la hora de publicar respecto a nuestro género pero sí que es verdad que estamos favorecidas en ese sentido porque somos mujeres escribiendo literatura juvenil. No somos un peligro que digamos para el sistema. Igual si mañana si quisiéramos pasarnos a la ciencia ficción súper dura, igual nos dirán: “vosotras dónde vais, que vosotras escribís para nenes”

Yo: Esa era otra de las preguntas, es en plan de escribimos un género pero si os vais a otro hay una diferencia que es bastante grande. Bueno cuando yo me he ido a comprar un libro que no fuese de fantasía [me refería a la fantasía de literatura juvenil] o romance, iba a ciencia ficción u otro que sale de lo que yo suelo leer, es verdad que te encuentras a una mayoría de escritores y yo “¿y el nombre de alguna escritora?”

Iria: No, si es algo tan básico como mirar, contar en los libros de literatura. ¿Cuántas mujeres escritoras se nos enseñan en literatura en el colegio? ¿cuántas científicas se enseñan en el colegio? ¿cuántos nombres de mujeres aparecen en los glosarios finales?

Selene: Ya no solo en el colegio, en la Universidad también pasa lo mismo. De hecho hay profesores, yo sé de ejemplos de profesores, que dicen pasar de ejemplos de mujeres que aparecen en los temarios, no quieren darlas. Creen que son algo superficial y deciden pasarlo por encima.

Yo: Que fuerte. Bueno yo donde estoy estudiando en Historia, claro, sí que nos han enseñado un montón de artistas, de pintores y tal. Entonces llegó un momento [Iria pregunta: “¿Pero cuántas mujeres?”] yo le respondo, sí ya bueno...[me refería a que no salía ninguna mujer] alguna mujer tendrá que salir en algún momento. Y el profesor dijo: “bueno si alguien quiere buscar fotografías de cuadros de alguna mujer (de la etapa de la que estábamos hablando) lo puede hacer” y mirándome a mi me dijo: “venga hazlo tú que a ti te veo que quieres meterte mucho en el tema” y yo “sí”. Busqué fotografías de cuadros, de pintoras, busqué y pensé “aquí hay muchas y sólo nos estás enseñando solo hombres, cuando también hay muchas mujeres que han pintado y eclipsadas de una manera… Las presenté y uno de los comentarios que me hizo el profesor fue: “Bueno, bueno no nos pensemos que aquí las mujeres no podían mostrar sus pinturas o algo similar” y yo pensé “hombre, pues aún habían muchas mujeres que tenían que pedirle a su marido o su padre o a una parte masculina, que le firmara”.

Iria: Sí, es que eso no es de hace tanto. La gente piensa “uff lo conseguimos hace mogollón”. Mentira. O sea, quiero decir hasta, al menos en España, hace 50 años las abogadas tenían, que para representar un cliente, tener un papel de permiso de juez masculino o de su padre o su marido. Es así. Eso te estoy hablando de hace 50 años. Que la gente ve la historia de una manera distorsionada. Y la historia, además, favorece al ganador. Siempre. La historia la escriben quienes han ganado y de momento las mujeres no la hemos ganado, la seguimos perdiendo. Entonces, ¿a quién vamos a visibilizar al hombre o a la mujer? ¿Quién ha sido el ganador?

Yo: Bueno cuando estudias Historia, hay dos páginas, recuerdo estudiar la Segunda Guerra Mundial y había una página de la mujer, pero el resto ya era Los Hombres.

Iria: De hecho todas las mujeres escritas de las que se habla en Historia, están tratadas de o locas o que llegaron al poder porque eran unas retorcidas. Nadie se pone a hablar de que Felipe II echó por tierra todo lo que habían conseguido. Ana Bolena fue una Reina bastante importante, hizo algunas cosas, pero se la ha dejado como una loca o que era una manipuladora. De hecho todo el mundo habla de Ana Bolena “Ana Bolena uf que mala gente” ¡Rique VIII mataba a su mujer! Me refiero ¿qué me estáis contando?

Yo: Es como en plan de si es un hombre lo tapamos pero si es una mujer lo vamos a descubrir todo.
[Volviendo al tema de el trabajo de Historia]Y claro yo me interesé por las pintoras éstas y claro, ponía que muchas habían llegado a donde estaban pero porque su marido era pintor.

Iria: Ahí por supuesto, luego tenemos casos como el de que habla la película de “Big eyes” que es literalmente el robo del arte de una mujer a manos de su marido. Y como ese ha habido no sé cuantos casos a lo largo de la historia, de apropiación de hombres, respecto a la obra de una mujer, que han querido sobresalir por esa obra.

Yo: Que dices “el mérito no es tuyo, es de la mujer”. Pero bueno era “eso no lo vamos a comentar porque era un hombre…”
Y bueno el comentario éste del profesor “pero es que bueno en esa época las mujeres ya podían presentar su obra sin que las firmara un hombre” y yo pensaba “no perdona…” Al igual que muchas escritoras, cuántas escritoras no han habido que se han tenido que poner un seudónimo masculino para poder publicar un libro.

Iria: Ya te digo, eso no hace tanto. J.K Rowling.

Selene: Y a día de hoy cuantas habrá que se ponen un seudónimo

Iria: Incluso al revés, hay hombres que se ponen seudónimo de mujer para escribir romántica, porque claro qué es un hombre escribiendo romántica. Estamos totalmente atados a los roles de género. Y cuando gente dice: “nono pero seguro que en el mundo del arte, en el editorial no hay ningún tipo  de desigualdad” Es una mentira total, hay desigualdad en todo, cómo no va a llegar al sector cultural. Es evidente que hay.

Yo: Es que es eso, ya no es sólo una cosa, si no que engloba todo. Y luego lo que decimos, hombres que no “pueden” escribir romance, eso tampoco es. Si una mujer puede escribir terror, un hombre puede escribir romance perfectamente.

Iria: Perfectamente, pero ¿cuál es la percepción de ese hombre socialmente hablando? “ah eres un nenaza” Ya partiendo de la base de que “nenaza” es como insulto. Es que hasta el lenguaje lo es, es que no podemos escapar de ello. Tenemos que luchar de ello, pero no se escapa de ello.

Yo: O que le digan que es gay.

Iria: Ya, que qué tendrá que ver la sexualidad.

Yo: es absurdo pero bueno.

3.       Yo: ¿Si creéis que por ser mujeres se os ha criticado/ desvalorado a la hora de escribir?

Iria: Por ser jóvenes sí que nos han criticado. Depende de qué sector sí notas la condescendencia de “bueno esta niña”. Que normalmente es eso, a ver [me dijeron sus edades], tú señor adulto, señor, no tiene derecho a llamarme niña, porque no soy una niña. Y ese tipo de cosas sí, se ve. “Tu niña bueno como acabas de empezar, ven que yo te explico cómo funcionan las cosas en el sector”. El paternalismo, hay un montón, de “bueno a ver tú piensas esto pero porque eres joven y mujer”.  Sí, la condescendencia, el paternalismo en muchos sectores, sí te das cuenta. Tú decides también cómo te afecta. A mí que me consideres menos por ser joven o mujer… francamente mi trabajo debería ser valorado, no tus prejuicios, los que yo tenga en cuenta.

Yo: Es una muy buena manera de pensar.

Iria: Además es que nadie va a ver en mi libro, van a ver que soy mujer, pero nadie sabe mi edad por ejemplo.

Yo: Si te leen, no pueden juzgar por la edad sin tener ni idea de la edad que tengáis.

Iria: Otra cosa que me fastidia del tema, este de los prejuicios y es que las mujeres escribís de determinada manera y los hombres de otra. Tengo una noticia ara la gente que piensa así. Resulta que los hombres y las mujeres no escribimos con nuestros genitales. Porque de hecho tengo otra noticia, si escribiéramos con nuestros genitales tampoco importaría. Lo que quiero decir, me fastidia mucho esta creencia de que las mujeres escribimos de determinada manera y los hombres de determinada otra porque no hay nada, literalmente nada, que haga que una mujer escriba así y un hombre  de otra forma, nada. Como escribe cada persona, depende de sus lecturas, de sus influencias, de su propio estilo personal, de lo que a ella le guste expresar, de lo que esa persona quiera decir con su texto, de cómo quiera contarlo. En ningún caso tiene que ver con el género. Esto de las mujeres son más emocionales escribiendo, o no, las mujeres escriben peor las escenas de acción, o no, las mujeres… Es absurdo. Yo no escribo de una manera u otra, por ser mujer. Yo escribo de una manera u otra porque es como quiero escribir. Y ya está. Deberían de dejar de promover es prejuicio, que por cierto lo promueven hombres.

Yo: No sabía esto pero me parece muy absurdo, es lo que dices, la manera de escribir es personal, es de uno mismo. Puede haber un chico que pueda escribir en plan “bonito” como nos dicen a nosotras, en plan de “tu manera de pintar/escribir es tan sutil... por ser mujer”

Iria: Claro las palabras suelen ser sutil, emotivo, delicado… siempre son adjetivos que van muy bien con la feminidad canónica que ha impuesto el patriarcado. No se ve tanto que digan “no, es que esta chica escribe de manera bruta”. No lo ves.

Selene: Pero de hecho hay un ejercicio, lo he visto en un libro de literatura, que lo primero que hacen es poner fragmentos, sin título de la obra, sin nombre de autor/autora y entonces te dice: “lo escribe un hombre o una mujer”. Y está hecho a posta para que tú te quites de esos prejuicios. Porque quizás una descripción, preciosísima de un valle, con las flores, los colores, que la gente tiene enlace que dice: “¡oh! Es una mujer porque es una descripción y es muy poética” pues está hecho a posta para que el autor sea un hombre y tú te des cuenta que equivocada estaba.

Yo: Ostras que guay, está muy chulo ese ejercicio.  Creo que debería estar en todos los libros de la ESO, bachillerato, Ciclos… todo.

Yo: última pregunta ¿Vuestra experiencia como escritoras?

Iria: Bien, no hemos tenido problemas más allá de ciertos prejuicios que hayan podido haber pero también te digo que no somos un peligro, no suponemos una cosa diferente dentro del sistema. Somos bastante normativas en ese sentido, somos mujeres y escribimos literatura juvenil.

Yo: Es que somos personas, pasa en el mundo del arte que escribo, pinto, dibujo como me sale a mí, como es mi estilo y no me tienen que juzgar por ser mujer o ser hombre. Sino, siendo una persona. Lo hago bien o mal eso ya es otra cosa, pero no por un género o por la sexualidad. Pero eso ya es un tema aparte. 



Y hasta aquí la entrevista
Espero que os haya gustado tanto como me gustó a mi hacerla
💕

Entradas populares