viernes, 22 de septiembre de 2017

Las Crónicas de Narnia. El león, la bruja y el armario

Título: Las Crónicas de Narnia. El león, la bruja y el armario.
Autor: C.S.Lewis
Editorial: Destino
Encuadernación: Tapa dura
Año de publicación: 1950
Precio: 12,95€ (aprox.)
Nº de páginas: 234

Narnia… un mundo congelado…, una tierra que aguarda su liberación.
Cuatro niños descubren un armario que les sirve de puerta de acceso a Narnia, un país congelado en un invierno eterno y sin Navidad. Entonces, cumpliendo con las viejas profecías, los niños –junto con el león Aslan- serán los encargados de liberar al reino de la tiranía de la Bruja Blanca y recuperar el verano, la luz y la alegría para todos los habitantes de Narnia, Narnia, la tierra donde todo puede suceder.



Hoy vengo a hablaros de “Las Crónicas de Narnia. El león, la bruja y el armario”. Como ya sabéis estoy leyéndome esta saga ahora, ya que le tenía muchas ganas desde hace unos años.
Éste es el segundo libro según el orden cronológico y el primero según el orden de publicación.
Todes sabéis que está la película y probablemente la habréis visto u os sonará de algo.
Para mí es una película de la infancia y cuando empecé a leer el libro uah… los feels.
En esta historia conoceremos a los protagonistas Peter, Susan, Edmund y Lucy. Dos niños y dos niñas que serán quiénes tengan que salvar Narnia.
Como he dicho antes, me dieron todos los feels al leer el libro porque la película forma parte de mi infancia y ver que han cogido todo lo del libro y lo han plasmado casi igual, quitando que hay escenas de la película que son como un añadido más
y queda genial, me traían muchos recuerdos y me encantó.

La historia, aunque sea infantil, creo que es maravillosa, te enseña lecciones valiosas y mientras leía pensaba que estos libros (tanto el primero como éste) se los quería leer a mis futures hijes o sobrines, porque hay valores que no deberían perderse y lecciones que hay que recordar y para mí, éste libro es perfecto para ello.

Como he dicho tiene un tono infantil, nada difícil y además es una lectura muy rápida ya que tiene la letra grande, bastante aire e ilustraciones que me enamoran. (Aparte de poquitas páginas)
Los personajes me han gustado porque el autor consiguió que realmente parezcan y sean eso, niños y niñas, por sus conversaciones y acciones. Así que creo que es bastante fácil conectar con elles ya que todes hemos pasado por esas etapas.
Eso sí, Edmund me caía mal en la peli y en el libro ahora también jajajaj Bueno hasta que no llega casi al final que es cuando recapacita, en  el resto de la historia es como “madre mía…”. Pero hasta él pienso que está construido.

Son personajes, para mí, bastante diferentes entre elles y eso me encanta, porque se ve que no sólo hay uno o dos tipos de niños/as. Cada persona es diferente y creo que el escritor ha conseguido plasmar muy bien cada comportamiento de cada une de elles.
Por ejemplo tenemos a la más pequeña que es Lucy y se comporta como una niña de su edad, tiene esa imaginación de cuando eres peque (y que no se debería de perder nunca), la inocencia y la alegría.
Luego tenemos a Susan que es la segunda mayor y se nota la responsabilidad de una persona responsable a esa edad o el miedo.
Edmund es el tercero y es el más rebelde hasta cierto punto de la historia. La actitud que tendría un niño de su edad si tuviera que vivir una guerra y se tiene que ir de su casa. (Creo yo, obvio, hay muchas personalidades y puede haber de todo).
Peter es el más mayor y creo que su actitud, al tener que cuidar de todes se nota que está en esa fase de “tengo que ser adulto pero tampoco lo soy porque sigo siendo un adolescente”.

Conclusión: Creo que es un libro que para leérselo a tus sobrines o hijes o a peques está muy bien y  aunque seas una persona adulta también puedes leerlo y LO RECOMIENDO porque se disfruta mucho y LOS FEELS de la infancia jajajajaj



PUNTUACIÓN


4'5/5